93 188 15 38

¿Permitiríais que cualquiera vendiera vuestro piso?

Imagen vender piso en merkapiso viladecans

El señor P. ha puesto a la venta su piso en Viladecans, desde Merkapiso Viladecans concertamos una visita con él para realizar la tasación de su inmueble e iniciar el proceso de comercialización.

Una vez conocidas sus necesidades, circunstancias y motivos de venta, pasamos a rellenar nuestra nota de encargo, que por una parte nos sirve para recopilar los datos del piso (dirección, calidades, habitaciones, metros útiles, metros construidos, etc...), por otra nos permite concretar al cliente comprador el precio de comercialización y lo más importante, es el documento que certifica que el propietario nos da su permiso para poder trabajar su piso. Y a la hora de que el señor P. nos firme el documento nos encontramos con su negativa. "Yo no firmo nada", nos dice el señor P.

Esta circunstancia nos ha impedido poder ayudar al señor P. a vender su piso y a un número importante de propietarios que se niegan en redondo a firmar ningún documento por temor a que les estemos engañando.

Este temor no es del todo infundado, es cierto que todos conocemos casos en los que a los propietarios se les ha dado a firmar un documento de exclusiva sin que ellos lo supieran, por citar un ejemplo. También es cierto que malas prácticas las hay en todos los sectores, pero a los inmobiliarios nos cuesta doble trabajo demostrar a los clientes que pueden confiar en nosotros.

Uno de los argumentos que se nos suelen dar es "aquí han venido otras inmobiliarias y nunca me han hecho firmar nada". Entonces nuestra respuesta es muy clara "pues ya era hora que se encontrara a un profesional que trabaje correctamente".

La nota de encargo es un documento sumamente importante, en ella queda reflejado que el propietario de la vivienda nos da permiso para poder comercializarla y es más, como agentes inmobiliarios tenemos la obligación de suscribir esta nota, tal y como se indica en el Artículo 55, Ley 18/2007 del 28 de diciembre:

.- Apartado 5B: "Antes de iniciar una oferta de un inmueble, suscribir con los propietarios de viviendas que les encomienden la transacción de una vivienda una nota de encargo que les habilite para hacer su oferta y publicidad, para percibir cantidades o para formalizar con terceros cualquier precontrato o contrato".

.- Apartado 6: "Los agentes inmobiliarios no pueden hacer oferta ni publicidad de inmuebles de terceros si no han suscrito antes la nota de encargo a que se refiere el apartado 5.b".

La formalización de la nota de encargo, por tanto, es la primera comprobación que el cliente vendedor tiene por parte de la agencia inmobiliaria de que el trabajo se va a realizar correctamente. Cumplimos la ley y protegemos los derechos del vendedor.

Pero más allá de estas dos cuestiones, ¿de verdad permitiríais que cualquier persona comercialice uno de los bienes más preciados de los que disponemos, sin ningún documento que formalice esa relación?.